Protectora Huellas

Entramos en la víspera de una de las tradiciones más sangrientas y crueles del mundo. Durante tres jornadas, los musulmanes celebran su sacrificio, llamado Eid al-Adha  -Fiesta del sacrificio- rememorando a Abraham degollando a un cordero en lugar de su hijo como sacrificio ante Dios. Después de orar se realiza el sacrificio. La carne del animal sacrificado -asesinado- se reparte entre quien le mata, su familia y las personas necesitadas.

Acompañamos este integrante artículo que trata sobre este sacrificio que somete sin aturdimiento a la muerte de centenares de corderos por costumbre religiosa tolerada por la legislación europea y que se silencia por los medios de comunicacion inexplicablemente al mismo tiempo que se critican otros de menor trascendencia y gravedad dejando de denunciarse ante la opinión pública costumbres que nada tienen que ver con el respeto al sacrificio sin sufrimiento del resto de animales que no están amparados por costumbres de esa naturaleza. 

Una tradición cruel e innecesaria

Estos dias estamos recogiendo muchos gatitos pequeños que han nacido esta primavera y verano y necesitan adopción urgente.

Rogamos encarecidamente que si no podéis adoptarlos hagáis difusión entre familiares, amigos y contactos ya que necesitan urgentemente un hogar.

Gracias amigos,

El equipo de Huellas.

 

Subcategorías

banner protectora huellas