Protectora Huellas

Mauro

Barcelona, 15 de noviembre de 2012 Hola chicos, soy Mauro. Ayer hizo tres años que llegué a Barcelona en una furgoneta y con tres meses de edad. Aún recuerdo cuando papá vino a recogerme a la agencia de transportes, me cogió en brazos y me dio un beso. Nunca olvidaré su sonrisa ni la de mamá y mi hermano cuando llegué a casa. Aquello me hizo pensar que iba a ser muy feliz y no me equivoqué. Creo que a Tomás (el gato), no le hizo tanta gracia verme aparecer, pero ahora ya hemos establecido jerarquías, él es el jefe y yo lo acepto. He madurado. Cumplí 3 años en Agosto y, después de haber arrancado en varias ocasiones casi todos los cables de casa que tenía a mano y, haber destrozado varios juguetes de mi hermano, he decidido cambiar mi actitud y, desde que volví de vacaciones, me quedo tranquilo y no rompo nada. Papá y mamá están muy contentos y, mi hermano, no ha vuelto a pedir que me pongan a trabajar para reponer sus juguetes. Ahora tengo claro con qué puedo jugar y todo va mucho mejor. La hora del baño la llevo bastante mal. No me gusta mojarme y, menos con jabón, pero las manos de mamá son expertas en hacerlo rápido para acortar el mal trago. Bueno, os envío una foto para que veáis lo bien que me cuido y, que sepáis que no olvido que, vosotros, me disteis el primer empujón para que mi vida fuera simplemente maravillosa. Gracias por hacerme feliz a mí y a toda mi familia. Siempre vuestro MAURO
Mauro
Mauro
Mauro