Protectora Huellas

Si quieres apadrinar a uno de nuestros animales, rellena este impreso de apadrinamiento. También puedes llamarnos al 629 165 788 y darnos tus datos.

HUELLAS es una Asociación declarada de utilidad pública que se encuentra incluida entre las reguladas por la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen Fiscal de las Entidades sin fines lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo (modificada por la Ley 27/2014). Por lo tanto, los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra, el 75% sobre los primeros 150 euros, y un 30% sobre el restante; para aquellos que vengan donando igual o más en los dos años anteriores esta cantidad se incrementa a un 35% del donativo realizado a nuestra Asociación, siempre y cuando nos envien antes de finalizar el año en que se realiza el donativo los datos IMPRESCINDIBLES: Nombre y dos apellidos, DNI y domicilio fiscal

 

Huellas remite anualmente a la administración tributaria la información sobre las donaciones percibidas y si se solicita, emite certificación expresa del donativo, donación o aportación deducible.

 

Deseo hacerme cargo del cuidado de un animal de la Protectora HUELLAS
Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

DATOS PERSONALES
Please type your full name.

Invalid email address.

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Mi aportación como padrino será de (6 euros mes mínimo)
Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

(Rogamos tenga en cuenta que la modalidad de domiciliación bancaria es la forma más económica y cómoda para esta Asociación).
Si prefiere, no obstante, transferir las cantidades o hacer un ingreso en nuestra cuenta:
La Caixa: ES30 2100 1264 7602 0014 9358. Le ruego se sirva cargar en mi cuenta corriente/libreta, arriba indicada y hasta nuevo aviso los recibos que le sean presentados por la Asociación Protectora de Animales HUELLAS de Ávila, en concepto de “cuota por apadrinamiento”.

Entrada no válida

10 Razones para adoptar un gato adulto en lugar de un cachorro

Así que hoy es el Gran Día.
Estás camino a la protectora para adoptar un gato.

Enhorabuena! Es una gran responsabilidad, pero deberías alegrarte de saber que los Poderes del Universo están a punto de sellar tu alma con una estrella de oro para garantizar tu futuro ingreso en el cielo.

Seguro que hasta habrás pensado en el tipo de gatito que quieres adoptar: Pelo corto o largo, atigrado o negro, macho o hembra. Pero, ¿has considerado la posibilidad de adoptar un gato adulto? Seguramente encontrarás muchos gatos adultos que están esperando encontrar una familia: posiblemente más adultos que cachorros. Espera un momento, y reflexiona sobre ello. Puede que más tarde te alegres de haberlo hecho.

Aquí hay 10 razones para adoptar un gato adulto en vez de un gatito.

1. Lo que ves es lo que te llevas.

Cuando adoptas un gato adulto, sabes con qué te vas a encontrar. Es verdad, los gatitos son graciosisimos, pero nunca sabes como resultarán ser en el futuro. Esto es un gran riesgo si tu intención es mirarle a tu gato cada día. Así que toma la opción más segura e inteligente. Elige aquel gato mayor de cara dulce.

2. Los gatos con muchos kilómetros van bien.

Los gatos de segunda mano no son como los coches usados. No están en un refugio porque tienen algún fallo, o porque están gastados. Posiblemente están allí porque su anterior dueño murió, o fue ingresado en una residencia, o se tuvo que mudar a un piso que no permitía gatos. Algunos gatos se pierden y acaban en un refugio. Y muchos son llevados a la perrera municipal cuando un miembro de la familia desarrolla una alergia, o una aversión al gato. (Entonces ¿dónde está el fallo?, ¿con el gato o con el anterior dueño?).

3. Los gatos adultos no son tan "destrozones".

Los gatitos son como los niños pequeños. Bien porque les están saliendo los dientes, bien porque están explorando el mundo, los gatitos pueden ser unas bolitas de pelusa muy destructivas. Los gatitos tienen preferencia por morder zapatos, los libros, las orejas humanas, las alfombras, los cables eléctricos, las cortinas, las plantas, y muchas cosas más. Los gatos adultos normalmente o muerden menos cosas, o no muerden nada.

4. Los gatitos entran como ciegos donde los gatos adultos temen pisar.

Hay dos ideas muy extendidas respecto a los gatos: "la curiosidad mató al gato" y "los gatos tienen sietevidas." Y la curiosidad normalmente lleva a la pérdida de seis de esas siete vidas en el primer año de vida del gatito. Los gatitos suelen meterse un muchos más líos, y el resultado son más accidentes y lesiones (ver, por ejemplo, la referencia a "masticar cables eléctricos", más arriba.) Los gatitos tragan cuerpos extraños, se caen desde pisos altos, intentan de forma infructuosa ser amigos del perrito del vecino.

5. Los gatitos son lamentables en el arte de lamer.

Pocos gatitos son maestros en el arte de limpiarse. Mientras los gatos adultos pueden gastar la mitad de sus horas activas lamiendo su pelo, los gatitos están demasiado ocupados disfrutando de la vida para limpiarse bien. Cuando tomas en cuenta que los gatitos en realidad son unas bolitas atrapapolvos con patas, y que generalmente su conducta en la bandeja de arena raya lo descortés, así que quizás querrás aprender a dominar el peligroso deporte de bañar al gato.

6. Einstein sabía la verdad sobre los gatos.

El brillante científico Albert Einstein descubrió una importante relación entre la masa y la energía. Lo describió utilizando la siguiente fórmula matemática: E= (MC)2. Esto significa que tu nivel de Energía (E) es proporcional a la Masa Corporal (MC) de tu gato, multiplicado por dos. Esta fórmula básicamente demuestra que si adoptas un compañero de mayor Masa Corporal, como un gato adulto, tu nivel de Energía será mucho mas alto que si adoptas un compañero de menor Masa Corporal, como un gatito. Además, esto está demostrado, porque los gatos adultos duermen más, juegan menos, necesitan menos vigilancia, rompen menos lámparas y no intentan morderte los dedos del pie a través del nórdico a altas horas de la madrugada. Con un gato adulto, dormirás mejor, vivirás más relajado, tendrás menos discusiones con tu empresa de seguros, y disfrutarás demás Energía. Así que allí lo tienes. Vas a discutir con alguien como Albert Einstein?

7. Los gatitos y los niños no hacen migas.

Los niños pueden ser muy duros con los gatitos, aunque sea sin querer. Pero es que los niños son así. Los gatitos no pueden escaparse de los niños, pero los gatos adultos sí. Los gatos adultos pueden generalmente defenderse, huir, esconderse y luego planificar su venganza bajo la luz de la luna.

8. No hace falta enseñar a un gato mayor nada nuevo.

De hecho, no hace falta enseñar a un gatito nada nuevo tampoco, porque la verdad es que ni los gatos ni los gatitos te permiten enseñarles nada. Pero los nuevos padres normalmente se sienten obligados a intentarlo. Luego, inevitablemente, acaban con sentimientos de culpabilidad o fracaso cuando su nuevo gatito pasa de ellos, salta sobre la encimera de la cocina, desenrolla el papel higiénico, y se entretiene en otros actos de caos felino. Si adoptas un gato mayor, puedes evitar todos estos trastornos emocionales. Ya que no fuiste la persona que crió al gato, no puedes tener la culpa de sus fallos. De hecho, puedes echar toda la culpa al anterior dueño y asumir el papel de víctima/santo por ser tan tolerante.

9. Los gatos adultos no son bandidos de la bandeja.

Los gatitos juegan, toman el sol, construyen castillos de arena y hasta duermen en sus bandejas. Y luego hay un juego que les gusta a los gatitos, que se llama "hockey-caquita" en el cual, se retira un trocito de caca seca de la bandeja, y se la persigue, golpeándola con la patita, por todo el suelo de la casa hasta que desaparezca debajo de un electrodoméstico o mueble grande. Las personas que adoptan a los gatos mayores viven felizmente ignorante de esta etapa en el desarrollo del gatito. Los gatos adultos entienden la finalidad de la bandeja de arena, y colaborarán con todos tus esfuerzos para mantenerla limpia y sin olores.
Pero la razón más importante para adoptar un gato adulto es:
10. Puede que sea su última oportunidad.

Muchos gatos adultos acaban en refugios sin tener ninguna culpa. Separados de sus seres queridos, rodeados de otros gatos desconocidos, encerrados, confundidos, asustados y deprimidos, para muchos la devastación emocional es enorme. Tristemente para los gatos adultos, muchas personas que quieren adoptar son atraídas por los adorables, juguetones gatitos de ojos grandes. Los gatos mayores se quedan allí sentados y miran mientras familia cariñosa tras familia cariñosa pasa totalmente de ellos para coger un gatito mono de la última camada. Los gatitos siempre serán populares, y la mayoría no tienen ningún problema en atraer a una familia para adoptarlos. Pero, para los olvidados, abandonados gatos mayores que ya tienen el corazón roto, puede que tú seas su última oportunidad para que tengan un hogar permanente y el cariño que se merecen.
Por favor, piensa en adoptar un gato adulto. Con cariño y los cuidados correctos, los gatos pueden vivir perfectamente hasta los 15 o 20 años. Normalmente, serán activos y juguetones para la mayor parte de este tiempo. Algunos pueden necesitar un poco de paciencia extra de tu parte mientras se adaptan a su nuevo hogar, pero una vez recuperan la confianza, casi todos te recompensarán con años de fiel compañerismo y amor incondicional.

Un Argumento A Favor de los Gatos Mayores. Por Kevin Davis (January 2002)
Traducido de la página del Second Chance Fund for Animal Welfare, Inc. Artículo obtenido de
www.gataweb.com 

 

  1. Los gatos comunes son auténticas bellezas, es un animal que parece dibujado, todos tienen preciosas caras y unos ojos extraordinarios. Las distintas carácterísticas de los gatos comunes los hacen exclusivos, originales e irrepetibles.

  2. Los gatos comunes adoptados al buen trato y cariño y según cada carácter tienen una enorme capacidad de afecto y rebosan cariño.
  3. Suelen ser muy agradecidos al encontrar una segunda oportunidad.
  4. Con cariño y paciencia se adaptan facilmente a su hogar.
  5. No sufren degeneraciones por consanguinidad y gracias a las "mezclas" de las que provienen disfrutan de graciosas peculiaridades que hacen de cada animal un ejemplar irrepetible, casi exclusivo.
  6. Así mismo presentan una admirable resistencia física y una gran longevidad (se sabe de ejemplares que han llegado a los 20 años)
  7. A menudo son más tranquilos y equilibrados.
  8. Desean ardientemente la segunda oportunidad que tanto merecen.
  9. Además, y que nos perdonen los puristas, los gatos de pura raza no son más que mestizos prolongados en el tiempo.
  10. Las familias que adoptan están plenamente satisfechas y felices con sus nuevos compañeros, independientemente de su origen, pues todos los gatos, de raza y mestizos, poseen extraordinarias virtudes que hacen de ellos compañeros ideales.

El control de natalidad, mediante la esterilización, es la única vía para reducir el número de gatos abandonados

esteriliza gatos2Las camadas incontroladas es una de las nefastas consecuencias de los gatos abandonados sin dueños. Si una gato suele tener dos celos al año y la media es de seis-siete cachorros por camada, significa que una gata abandonada puede multiplicarse por 14 cada año, mientras sigue en situación de abandono, con multitud de cachorros que difícilmente encuentran un hogar.

Así, pues, hoy en día, mientras no haya una clara conciencia y responsabilidad social frente a esta situación, el control de natalidad, mediante la esterilización, se vislumbra como la única vía para reducir el número de gatos abandonados.

El único anticonceptivo 100% eficaz es la esterilización, pues los anticonceptivos no son recomendables; de hecho en la mayoría de los países europeos están prohibidos, ya que los efectos secundarios de estos fármacos son muy peligrosos.

Ventajas

Existen claras y científicas ventajas en la esterilización de tu animal de compañía tanto para ti como para él. Todos los que han optado por la esterilización de su ejemplar han quedado encantados con el resultado y tanto ellos como su animal disfrutan de una vida más placentera.

El dueño de una gata no verá su casa manchada de sangre cada seis meses, su hogar no será custodiado por machos que harán guardia en el portal día y noche; tampoco verá cómo sufre su gato por el nerviosismo del embarazo psicológico.

Asimismo, el amo de un gato no tendrá la tensión de las escapadas en época de celo y las peleas entre otros machos con graves consecuencias, disminuirá la agresividad debido a la sexualidad.

La salud de una animal castrado es mucho mayor: los animales vivirán más años ya que evitaremos enfermedades relacionadas con el aparato reproductor, desgraciadamente muy frecuentes.

Las hembras evitan el cáncer de útero, el cáncer y los quistes ováricos; con cada celo que tenga sus mamas se verán influidas por la hormonas que provocan los tumores mamarios que, en el caso de las gatas, el 85 % de ellos son malignos, por ello cuánto más temprana sea la cirugía más beneficiosa será para ella; también es conocida la temible piómetra o infección uterina cuya única solución es la cirugía de urgencia. Vivirán más relajadas porque carecerán del estrés provocado por la época fértil y por los embarazos psicológicos.

Los machos, con una cirugía menos complicada, evitarán el cáncer de testículos, enfermedades de la próstata como la prostatitis, la hiperplasia prostática o el cáncer, entre otras más. Será mejor guardián porque no tendrá distracciones, ni tendrá épocas de no comer y ansiedad por culpa de una hembra en celo.

En qué consiste la esterilización

La esterilización consiste en la extirpación de los ovarios y el útero, en el caso de la hembra, y de los testículos, en el del macho. Ambas cirugías se realizan bajo anestesia general. Todos los animales que se entregan en adopción, desde ésta y cualquier protectora, han sido previamente sometidos a una operación de esterilización.

Antes de la cirugía, para evitar riesgos, sometemos al animal a un control veterinario que consiste en una revisión médica y un análisis sanguíneo y se le cita en ayunas para la operación.

Después de la intervención, el animal se puede ir ese mismo día a su casa, en una semana habrá cicatrizado totalmente la herida de incisión.

Mitos y leyendas

Mucha gente cree que el animal engorda si lo castramos, pero esto no tiene por qué ser cierto; sabemos que las necesidades calóricas pueden disminuir después de la castración de un 28 a un 33%, así que la solución es administrar una alimentación baja en grasa y con más fibra (pienso light), aunque hay muchos animales que, en la práctica, pesan igual que antes.

No debemos caer en la creencia de que sería bueno que nuestra gato viviese por lo menos una maternidad para estar realizada. Lo primero que debemos tener claro es si la consideramos una reproductora, encaminada a tener descendencia como animal de cría, o una más de la familia, para darnos compañía, porque así le podemos evitar los riesgos de la preñez, el parto y el puerperio.

Lo mismo ocurre con la creencia de que un macho tiene que cubrir a una hembra por lo menos alguna vez en su vida. No debemos caer en el juego fácil de extrapolar ideas de los humanos a los animales; un lobo, por ejemplo, si no es el jefe de la manada tiene nulas posibilidades de montar a una hembra del grupo en toda su vida. Tampoco sería aconsejable dejarle, digamos, desfogar una vez porque luego sus ansias de querer repetir se hacen inaguantables.

Un animal por estar castrado no se hace tonto, ni desinteresado por el mundo, ni tendrá un desequilibrio hormonal, ni va a dejar de crecer. Si tu mascota es inteligente lo seguirá siendo; si es alegre, lista, ágil, guardiana de su familia y juguetona no dejará de serlo y aún por encima no tendrá la carga emocional de todo lo que conlleva las épocas de celo, simplemente será más tranquila, será lo único que notes.

banner protectora huellas